La vida en la montaña 

De las tupidas ramas 

del bosque de pinos negros, 

al mirarlo trepar montaña 

salen de las agujas misteriosos hilos de luz. 

Bañan como lluvia fina 

bosques, heras, cultivos y prados. 

En el silencio del estrecho camino, 

acompañante absorto por el rumor de las aguas del río, 

las abejas susurran haciendo cosquillas al cardo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s