El charco

img_2025

El charco calmo y tendido en medio del camino que lleva al monte,

le regala a la Tierra cielos, nubes y ramas.

Espejos de agua donde se peinan la nubes con hojas de olivo.

Me gustan los charcos porque en ellos puedo acariciar la nubes.

Si te metes dentro, rompes la imagen

pero al salir se recompone terca y porfiada

con pegamento de luz, el mismo que une todas las cosas.

Es lo que nos hace pensar en las hadas,

escuchar susurros que llegan cuando el viento acaricia las ramas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s