Alargándose la tarde

El sol estira la tarde llena de luz

camina al equinoccio mirando primavera.

La mar es un lienzo acabado de pintar

con pinceles de luz mojados en salitre,

la mar calma, estirada, se deja acaricia

por el sol, las nubes y la barca al navegar.

Segundos de eternidad

que se graban en el alma,

ojos que miran con el corazón palpitante

fundiéndose en el instante.

Mira el cielo, mira el sol y la mar

crea tu eterno momento de paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s