El puerto de la vida

Los puertos desde siempre han sido para mi espacios de libertad. Como me gusta indagar en el significado original de las palabras y porqué alguien, individuo o grupo, decidió dar ese nombre a algo, buscando el origen de la palabra puerto, encontramos el significado de “paso”, “abertura que permite un transporte”, “viaje”.

Así es que siempre que pasas, llegando o saliendo de un puerto, sabes que hay algo que “llega” o algo que se “va”. Es un espacio de libertad, una abertura o un paso a otra cosa, a otro modo de vida. Dependerá de nosotros si lo consideramos como “algo bueno”, o “algo malo”.  Personalmente prefiero catalogarlo como un paso que nos permite cambiar cosas, algo así como si estás en una habitación a oscuras y con sólo abrir la puerta puedes pasa a un campo soleado lleno de luz y color.

Los que alguna vez utilizamos alguno de estos “pasos”, sabemos muy bien lo que es “salir” y “llegar”.  Utilizando un puerto, (aéreo o marítimo), nuestras vidas cambian radicalmente, ¿porqué?, sencillamente porque hemos atravesado el paso, la abertura que nos lleva a otro mundo, otra vida.

Por eso amo las ciudades y pueblos con puertos marítimos, ya que estos fueron utilizados desde la antigüedad por nuestros ancestros. También han de saber las personas de ciudades o pueblos de tierra adentro, que allí también hay “puertos”, estos pueden ser de montaña o simples caminos que todos saben una vez los traspasas, tu vida cambia completamente.

En definitiva, nuestras vidas siempre tienen un puerto o una puerta por donde acceder a eso que llamamos LIBERTAD, que no es otra cosa que ser dueños/as de nuestro LIBRE ALBEDRÍO, haciendo lo que nuestro corazón y nuestra alma nos dicten o deseen realizar. Siempre sin juicio ni castigo.

Hoy primer día de la luna nueva de Aries, quiero rendir un homenaje a los seres que viven de la mar. Gentes de trabajo duro, recompensado cuando llegan las barcas a puerto con cajas llenas de sardinas y boquerones. Pescadores que pasaron toda la noche en alta mar, aprovechando la oscuridad absoluta de la noche sin luna, para llevar a puerto lo que será alimento de muchos.

Hoy con algunas fotos quiero compartir el frenético entusiasmo y movimiento del Puerto de Vilanova i la Geltrú con la llegada de sus barcas. Hacer también un cálido reconocimiento a mis amigos pescadores, conocedores de la mar, amantes silenciosos de la inmensidad líquida y salada. Esa gente que cada día se internan en pequeñas barcas en el eterno misterio de los mares. Gentes que son capaces de vivir en dos mundos, uno el de la tierra firme, el de la dureza, otro, el de la inestabilidad, el del suelo blando que se mueve, el que te moja y hace sentir frío, pero también el que te sorprende regalándote sus frutos.

Vilanova i la Geltrú, primer día de luna nueva de Aries de 2016.

IMG_0442 IMG_0444 IMG_0431 IMG_0432 IMG_0440 IMG_0453 IMG_0441 IMG_0443 IMG_0452 IMG_0435 IMG_0434 IMG_0436 IMG_0433 IMG_0438 IMG_0437 IMG_0439

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s