SINFONÍA DE INVIERNO

El invierno desnuda la tarde,

ella, vestida de gris inquietante.

El aliento del invierno

asola las calles,

tiemblan las ramas sin hojas,

eriza la piel de la tarde.

Con su vestido gris, la tarde,

siente las manos frías

del invierno acariciándola.

Se abrazarán los dos

el invierno y la tarde,

serán uno por las calles.

Luego cuando llegue la noche

y no los vea nadie

se amarán locamente 

en una cama de hojas secas

mullida y confortable

que el viento ha hecho

mientras corría a lo loco,

asolando las calles.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.