Acerca de fernandogalban

Escribir la vida, a partir de sentimientos y pensamientos.

Tarde de viento.

Invisible siempre,

misterioso

¿de dónde vienes?

¿a dónde vas?

No lo se, pero al despejar el cielo

te vistes de ola rompiendo

de hojas rojas en el árbol desnudo

de paseos pintados de oro

de palmeras desmelnadas

del impasible faro esperando la noche.

Acaricia mi cara

escucho tu voz entre mástiles y ramas

aveces un rugido, algunas un aullido

otras un silvido

pero lo que más me gusta de tu voz

es el susurro de amor

que me acaricia el corazón.

Invisible viento

esparce por los cuadrantes

la sinfonía de amor

enredate en las cabelleras

llénalas de luz y amor.

 

En el día del cuarto menguante de enero de 2019.

Año estelar MMXIX

Cuaderno de bitácora:

Día I del año estelar MMXIX, desde una de las ventanas de la Nave Estelar 3P H2O, conocida por una especie de  sus tripulantes como planeta Tierra, Pachamama, Gaia y mil nombres más, hemos contemplado ocultarse en este cuadrante a la estrella, enana amarilla, tipo espectral G2 clase V de luminosidad, denominada sol por algunos de los tripulantes.

Mantenemos nuestra velocidad de crucero de 108.000 Km/h de navegación orbital. La velocidad de generación sobre el eje es de 1700 Km/h, si bien está previsto al alcanzar el perihelio superar los 4000 Km/h.

La navegación es plácida dentro de la galaxia de la Vía Láctea, que junto con la galaxia de Andrómeda  polarizan el cúmulo galáctico conocido como Grupo Local compuesto por más de 50 galaxias. Seguimos la navegación por el mar cuántico de la materia oscura entre millones de cúmulos galácticos.

La ocultación de la estrella enana amarilla G2-V, hoy día I del año estelar MMXIX fue bastante espectacular. Al no detectarse la presencia de vapor de agua condensada (nubes) sobre el horizonte, la incandescencia estelar tiñó de amarillo el trozo de espacio observado (cielo) al igual que el coloide compuesto por dos gases, hidrógeno y oxígeno llamado mar.

La observación concentró a un gran número de tripulantes que disfrutaron maravillados del espectáculo.

Ponemos el “piloto automático” y seguimos la navegación interestelar en nuestra Madre Tierra.

Para poder mantener estos espectáculos desde las ventanas de la Nave, recordamos a la tripulación de hominidos autodenominados sapiens, que su tarea principal es el mantenimiento y cuidado de las instalaciones de la Nave. También han de dedicar especial cuidado a los otros tripulantes de los reinos vegetal y animal, a los efectos que no se rompa la vital cadena que los une a todos con todo.

Les deseamos que en este MMXIX año estelar, disfruten de cada momento enfocando sus procesadores a generar momentos de alegría, belleza y paz. Sepan que los beneficios serán la abundancia, la dicha y beber cada día del néctar que mueve la Nave y todo el universo navegable: el Amor incondicional.

Cerramos informe en cuaderno de bitácora.

Un navegante.

 

Solsticio de invierno 2018 con luna llena.

A las 23.23 del 21 de diciembre de 2018, la luz del sol tocará su punto más bajo en su viaje por el cielo comparado con nuestro horizonte.

A partir de este punto, lentamente e imparable, la barca solar comenzará su ascensión que durará seis meses.

Hoy la hermosa luna llena nos reflejará la luz solar del solsticio. Comienzo del invierno en septentrión.

“Tiritando de frío

vestida de gasas blancas

brillas radiante

en la noche de solsticio

luna de invierno

árboles desnudos

te quieren abrazar

le has susurrado al sol

que deje la noche helada

que la semilla plantada

en tu cuarto creciente

está ya germinando

en el útero de la tierra

oscura y húmeda.

Empezamos hoy contigo

el imparable y apasionante

viaje a la luz.”

Solsticio de invierno, hemisferio Norte terrestre, girando en torno a la Estrella solar en un remoto punto de la Vía Láctea con rumbo desconocido en el cúmulo galáctico.

Feliz nacimiento de la Luz en todos los corazones.

Poesía de un viaje al solsticio de invierno.

Cada vez más bajo está el sol

tierra fría aguas tiritando

cielos que se tiñen de rojos,

rosas, lilas, nubes que amenazan tormenta

pronto comenzará el parto

nacerá la luz

debajo de la tierra helada

la semilla despertará

la luz en imparable ascenso

la vida plena volverá.

Descanso de septentrión

viaje al interior del corazón

dormir, tiritar, volar en el viento.

Sensaciones al ir caminando

al solsticio de invierno.

 

Una noche de Luna creciendo

img_4134598117593122573125.jpg

Brilla creciendo la luna

lenta camina

entre nubes y claros,

pasos que acompasan

sonido de sonajas

sumergidos en la hojarasca,

lenta y calma va la noche

el canto de un grillo

pone música a la calma,

momento de abrir los ojos

crear sueños de amor y calma,

se llenan de luz de estrellas

las sombras que la luna plasma.

 

Puertas y ventanas:traspasando mundos

Paredes, muros, murallas, dividen, separan, comunican, llevan a…, impiden o protegen.

Pero todas estas “estructuras”, tienen puntos de comunicación “dentro – fuera”:  las puerta y las ventanas.

Por eso el “Arte Románico” tiene un atractivo especial. En las fotos vemos la iglesia románica de Sant Miquel d’Olèrdola, construida en el siglo IX, Alta Edad Media (siglos V al XII), frontera Sur del Comtat de Barcelona, la Marca más allá los Reinos de Taifas…

Iglesia con una maravillosa acústica donde las voces se mezclan con las nubes y el aire.

Ventanas pequeñas que dejan entrar la justa luz, sólo la suficiente para mantener en el interior el ambiente de recogimiento y protección.

“Ventana de iglesia románica

poca luz dejas entrar

lates como un corazón

siempre a oscuras en el cuerpo

haciendo vibrar la vida.

Al mirar desde dentro del corazón

el mundo entra,

un coro de ángeles que cantan

deja entrar en paz

mares, ríos, montañas, valles

nubes, lunas y cielos estrellados.

Ahí estáis pequeñas ventanas

entrecerrados ojos

con que el corazón pueda mirar.”

Cuando miras por una de estas ventanas o la puerta, la sensación de que no hay tiempo lineal te abstrae, te absorbe. Si miras bien y escuchas, el viento te susurrará mil historias superpuestas en los siglos, ¿ tal vez has traspasado la frontera de algún mundo paralelo?

Poesía de la calle mojada.

Alegría de la lluvia

aceras mojadas de hojas amarillas

calles desiertas

repiquetear de gotas en el paraguas

charcos espejos

sonrisa de luz en la cara mojada

nostálgicos recuerdos

otoños e inviernos cubiertos de frío

calor en el alma

niños jugando bajo la lluvia

amor escondido bajo el paraguas

cielo que llora

alegría de calles de almas

lluvia de hojas de agua

tiempo que colapsa dentro de una gota

gota inmortal

cayendo en la mar infinita y eterna

ora brava ora calma

si quieres ser gota subes a una nube

si quieres ser eterna

te conviertes en la mar amada

me gustas cuando recorres mi cara

siento mil manos de amor

que hacen inmortal mi alma.

 

A los 4 días de la Luna Llena de octubre 2018, caminando en círculos por la ciudad mojada.