Caminos de luz

La luz solar penetra el bronce de Pasífae colándose entre sus patas.

Lentamente, como sin querer, de oro se visten las aguas.

Las gaviotas no pueden resistir volar y bañarse en doradas aguas.

El sol como un cántaro brillante aboca su luz líquida dorada,

momento de las almas que se aman para caminar juntas en los cielos y en las aguas.

Atardecer del Mediterráneo con las aguas calmas,

en mis ojos y en mi alma queda guardado este instante de magia.

Rumbo a la segunda luna nueva del mes de octubre de 2016.

 

Anuncios

Aire de otoño

La tarde sentada en un banco del parque, mira llegar al otoño.

Viene del Norte, escondido en el aire, pegado a las nubes,

llega la paz a las playas desiertas, las marismas inundadas.

Viento otoñal escondes la luz en los corazones igual que la sabia,

llenando de amarillas hojas los parque, las plazas, las almas.

Otoño que te sientas en los bancos del parque, sabia guardada en la raíz,

luz infinita te guardo en mi corazón igual que brillante tesoro.

 

Lluvia 

Despertar con el repiquetear de la lluvia en los techos. 

Ver las gotas acariciar los frutos del granado. 

Oler a tierra mojada humedecida por caricias de agua. 

Mirar al cielo y saborear en la boca las gotas de agua. 

Sentir la alegría de las plantas, sintonizar tu corazón, 

con el repiquetear de lluvia en las hojas brillantes de las plantas. 

Instantes en los que la vida pasa, 

fundirte en el corazón de la lluvia y de las plantas.

Amanecer de luna menguante, saboreando unos mates. 


Hermosa y misteriosa

img_1455

Hermosa y misteriosa, siempre me sorprendes,

tal vez porque te paseas luminosa por las noches,

tal vez porque guardas todos mis sueños.

En la oscuridad de los cielos surcados de nubes,

eres la luz que guía a caminantes de la noche,

eres la promesa de la luz en las tinieblas.

Tú misma eres un sueño que  guarda sueños.

Habitáculo de pensamientos, creadora de suspiros,

inspiradora de besos, por las calles camino,

envolviéndome en tu luz para vivir el sueño.

 

A la hermosa luna llena de hoy 19 de octubre de 2016, que me sorprendió mientras caminaba por una solitaria calle otoñal.

Superluna, atardecer, peregrinos del aire.

Hay momentos en la vida en que los sentidos se inundan de belleza.

Sentir tus pasos, viendo salir la enorme luna llena entre mástiles de barcos, al oeste desangrarse el cielo en colores rojizos surgiendo en sueños de la bruma de las marismas, peregrinos del aire, aves migratorias, descansando del viaje en aguas que los alimentan y proporcionan un seguro descanso nocturno. Todo eso hace que las almas se fundan en el paisaje, en el inmenso crisol del Universo.

El silencio del vacío 


Entrar en el silencio, es entrar en el vacío,

miro la mar unirse con el cielo, 

mi corazón se expande surcando cielos, 

veo la Tierra navegando veloz en el espacio vacío, 

el sol y los planetas girando en una galaxia llena de vacío. 

Galaxias girando en un cúmulo, rodeado de vacío, 

cúmulos de galaxias girando en un infinito vacío. 

En el vértigo de esta inabarcable danza, 

mi mirada se pierde en la mar uniéndose al silencio del vacío. 

Mi corazón sabe que es partícula de partícula, 

surcando eterna el silencio del vacío.