Mirar las nubes

Estar enamorado de la mar, los bosques y los cielos son placeres que te hacen sentir la vida con intensidad, ya que te transportan siempre al momento donde esta transcurre: AHORA. Ni antes ni después.

Por eso acariciar tus caderas es acariciar las nubes redondas y blandas que flotan en el cielo de verano.

Besar tus labios frescos es beber agua del manantial escondido en el bosque, llenando mi alma del amor verde y fresco de los musgos de las rocas.

Recorrer tu piel es sumergirme en las aguas claras de una cala al amanecer, fundiéndome en el agua, siendo UNO con el agua.

Cuando abres tus ojos a la inmensidad de la mar, tu corazón abre la puerta de otro mundo. El de la paz y el amor.

Por eso me gusta bañarme en tu pelo igual que me gusta bañarme en la mar.

Hago volar mi cometa, dejo que flote en el aire, mis pensamientos van con ella, los veo flotar y volar.

Para hacer inmortal a una gota de agua, la debes verter a la mar. Los instantes de alegría y felicidad los debes verter al océano del amor. Así siempre volverán tal vez en forma de gotas de lluvia fina y tendrás otra gota para hacerla inmortal.

Todo ocurre mirando las nubes, dale la forma que quieras y el instante de alegría aparecerá. Siéntelo, vívelo e igual que a la gota échalo otra vez a la mar, la mar del amor, claro.

IMG_20180816_175430.jpg

IMG_20180817_093253.jpg

DSC_4198.jpg

IMG_1298.JPGDSC_4381.JPGIMG_1087.JPG

Una ventana

Sentarte a mirar la mar es viajar a otros mundos.

Abres una ventana al universo. Igual que si te paras a mirar un cuadro, de aquellos que la mano era el corazón.

Al sentarte a mirar la mar el alma salta el horizonte. Te fundes con el cuadro, miras todo con el corazón. Eres la gaviota volando. Eres la luz del sol jugando en el agua. Eres un rayo de sol. Eres la brisa fresca perfumada de alga y sal. Eres el viento que empuja la vela en pensamientos de inmensidad.

Sabes que detrás del horizonte nuevos sueños y nuevos mundos hay.

Qué paz, alegría y calma cuando abro la ventana que mira a la mar.

Ventana de sol, estrellas y lunas te abro de par en par, para abrazarte en silencio, en el silencio de la mar.

Sant Joan

Antes de llegar la noche y verterse las estrellas del cielo por las calles, antes de marchar el sol a otro día, antes de sentir el amor envolvente, enciendo mi hoguera.

Los árboles de las plazas hacen llover sol en sus flores amarillas.

Cielos de nubes despeinadas después de tanto amor en la noche de la magia.

Silencio fresco de las cristalinas aguas, bálsamo de cuerpos que arden de amor en la noche mágica.

Risas, llantos, soledades compartidas, disolviéndose bajo las estrellas que llenan de vida esta noche mágica.

Luna creciendo en el Sant Joan 2018.

Wesak o la Luna del Buda

El plenilunio de Tauro nos trae momentos en los que podemos funcionar como lo que auténticamente somos: seres conectados y unidos indisolublemente a todo el Universo.

Es el momento en el que al ver la brillante Luna Llena llenamos nuestras almas con sentimientos de paz, amor y alegría.

Los seguidores de las enseñanzas del Buda, se reúnen bajo esta luna para celebrar el Festival de Wesak.

Podemos aprovechar estas plegarias y oraciones para llenarnos con esos sentimientos de paz, amor y alegría. Luego como una fuente derramando agua, volcamos esos sentimientos en nuestro entorno, con una sonrisa, una palabra de aliento, un cálido abrazo, una caricia, un beso, una cómplice mirada, un sincero “todo está bien”, una mano extendida a la comprensión y el diálogo, un estoy contigo, un saber que, ocurra lo que ocurra estamos envueltos por siempre en la luz de la Luna de Wesak y nuestras mentes están en paz.

Comparto con todos/as esta Luna Llena y que al verla todos nuestros corazones sean recipientes que desborden paz, amor y alegría.

Un enorme abrazo de luz.

Luna Llena de Tauro de 2018.

Mar de sueños

Fuera del tiempo el viejo pescador teje las redes

pronto saldrán a la mar

en lo profundo de las aguas sueños de plata atraparán

hondo silencio el de la mar

redes que van a la mar a pescar peces y sueños.

A la farola el sol la hace soñar

sueña con noches oscuras para las barcas guiar

sueña con besos a la luz de la luna

llenos de caricias junto a la mar, susurro de olas dormidas

fuera del tiempo porque esto es amar.

 

Vilanova i la Geltrú al cuarto día de la Luna Creciente del mes de abril de 2018.