Luz en la tarde

El faro enciende su luz de guía

para dormir las barcas pesqueras

la gaviota alerta,

la garza se viste de pluma

amenaza la nube las rocas

las quiere mojar con su lluvia

allá donde la mar no llega.

Las luces se tiñen de gris

gris luminoso de niebla,

enreda al tiempo en su mano

hace que todo se detenga

para que la garza y la barca duerman.

Farola de tres destellos

sabes caminar entre la niebla?

gracias a ti, las barcas regresan

de navegar entre las nieblas.

Almendros, mar, abejas

Levanta la mar su húmeda manta de niebla

lejanías sumergidas en la brumosa niebla.

Cerca, las gaviotas juegan, balanceándose en las olas.

El faro respira primavera,

surge erguido entre perfume de almendras.

Infatigables abejas cargan de polen

abeja-polen2

sus pilosas patitas traseras.

Mirando el cuadro, el sol se ríe

derrama luz en el aire que la niebla lleva.

Llena de alegría, la mar me dice

se ha cumplido otra vez,

la promesa de primavera.

Viña invernal

20130223_121947

Como sábana húmeda la niebla,

envuelve las dormidas viñas.

Sueña con hojas verdes,

y con sabrosas uvas.

Sueñan con días cálidos

con soles largos.

Brisas frescas meciendo sarmientos.

Flores verdes de perfume dulce y suave.

Sueña la viña dormida,

entre sábanas de nieve blanca.

Guarda su rica savia en la raíz

protegida por la tierra de la helada.

Siente la niebla y la helada,

siente la vida que espera,

dormida en su savia.