Gregal a la tarda

Bufa el Gregal barrejat de marinada

porta petites gotes d’aigua

ja s’olora a terra mullada

eriça la mar amb una carícia apassionada,

la grisor del cel de la tarda

em deixa la cara mullada

el silenci de l’aire

porta el remor de les onades

no escolto les meves passes

sobre la sorra mullada

només respiro la mar eriçada

per les sabies mans del Gregal

que li xiuxiueja paraules apassionades.

Als set dies de la Lluna Nova de setembre, poema per a compartir caminant per la platja deserta. Només dues mans entrellaçades, la mar, el vent i una mirada.

Ventana a la mar

Abro las ventanas de mis ojos

dejo entrar la inmensa mar.

Hoy entras calma y mansa,

espejo gris lleno de humedad,

viajeras nubes dejas peinar.

El sol en tu superficie

dos veces puede brillar,

espejo gris lleno de humedad,

¿qué escondes en tu profundidad?

Me imagino volar los peces,

con sirenas jugar.

Guardiana de mil naufragios

llena de almas estás.

Por las ventanas de mis ojos

en mi alma estás

oigo tu rumores de espuma y sal.

Tu mirada enamorada

mi alma puede tocar.

Para los marinos, eres la mar.

Igual que madre amorosa y severa

a tus hijos alimento nos das.

Espejo que reflejas las lunas llenas

los ojos de mi amada me haces llegar,

saboreo tus labios tiernos,

espuma de ola y sal.

Siempre eres camino

por donde partir o llegar.

Acaricio tus suaves caderas,

olas que a la playa van,

entro en tus misteriosas cuevas

de algas que el cielo hacen tocar.

Entonces me fundo contigo,

juntos nos ponemos a nadar,

¿nadar o volar?

sólo recorremos mundos

que el amor sabe crear.

Compañera, amante, espejo de luna y sol,

llena de secretos estás

que en tu profunda alma sabes guardar.

Por eso mi alma te ama con firme pasión,

como sólo lo hacen los hijos de la mar.

 

Escrito viajando en un tren de Vilanova i la Geltrú a Barcelona mientras atravesábamos los túneles del Massis del Garraf con la mar junto a nosotros.

Invierno junto a la mar

 

Mestral o Tramuntana, Xaloc, Garbí o Gregal,

alientos cálidos o helados que erizan la mar.

¿De dónde vienen y a dónde van? me he preguntado,

de ninguna parte y a ningún lugar van, han susurrado.

Sólo queremos acariciar y erizar la mar,

dejar la playa desierta y nuestra huella marcar,

convertirnos en olas encrespadas o en mansa mar

dejar olas en la arena, atrevidas hierbas besar.

Lo que más queremos de todo este loco peregrinar

es que las almas vuelen con nuestras alas

entre el frío y la soledad, el calor y la multitud

esparciendo y mezclando sueños de libertad,

susurros y voces que llevan alegría, amor y paz.

Sólo en la soledad de la fría playa puedes escuchar

las voces y los susurros de los fríos Mestral y Tramuntana,

los húmedos Gregal y Garbí o los cálidos y secos

Migjorn o Llebeig, soplando con fuerza

acariciando o erizando las arenas o la mar.

Equinoccio

Hoy la luz y la oscuridad se reparten por igual su estada en el planeta.

En el hemisferio Norte, tierras de septentrión, empezamos el viaje a las sombras. Al mundo interno de los sueños.

Momento de despedir el verano y hacer el balance de las cosechas.

Ahora al ir acompañando a la Madre Tierra en su letargo, iremos preparando los sueños que nuestras almas quieren vivir.

Las nubes viajan serenas sobre la mar en calma. Las gaviotas descansan en la playa desierta.

Todo se calma mientras la Tierra entra en el ciclo que nos lleva a las sombras largas.

Abrazarlo todo. Entra en el sueño de un beso largo. Fundir cuerpos y almas, en un equinoccio que nos lleva al otoño lleno de colores, alegría y calma.

Semillas de luna

Quiero regalar a todos los lunáticos desahuciados una foto y un poema de esta Luna Semilla (es la que se forma tres días después de la Luna Nueva hasta hacerse Creciente).

Es la luna que los antiguos ancestros y actuales pequeños agricultores aprovechaban y aprovechan para hacer la siembra de cultivos.

De la misma manera nuestros deseos y sueños funcionan como semillas.

Lo hermoso de esta luna es que ella es “neutral”, sólo potencia el crecimiento de las cosas por eso si somos conscientes qué queremos “sembrar”, “miremos” las semillas que tiramos a la tierra. Ella hará crecer la espiga de trigo más hermosa igual que la mala hierba depredadora.

Un buen sistema es mirar la luna por unos minutos y en esos minutos sentir el corazón en calma, saber que respiras y estas en el lugar correcto de la vida…..luego, planta tus deseos y sueños bajo la luz de la potente Luna Semilla.

Un abrazo y mi deseo que les guste disfruten.

Segundo día de la Luna Semilla de Julio de 2017.

IMG_2477.JPG

Con forma de “D” creces en el cielo

por eso te llaman mentirosa,

dices que “Decreces”,

pero en realidad “creces”.

Tu fuerza marca los momentos

de sembrar todas las cosas,

sólo hay que entregarlas a tu fuerza

así contigo crecen vigorosas.

Haces crecer semillas

de plantas o de sueños.

Hoy te veo en el cielo,

rebanada fina de luz blanca.

Mueves enormes masas de agua,

haces nacer la vida que la semilla guarda,

te entrego también mis sueños

con deseos llenos de paz, fusión y calma

se que tu luz los hará crecer

como a las grandes aguas

o a la pequeña semilla

que la vida guarda.

Luna Semilla de sonrisa diáfana,

unes seres y almas

en el misterioso espacio

ondulante y curvilíneo

que con las mentes crean

tiempos y materias

de sueños que en el espacio plantan

todos los seres que miran

tu sonrisa blanca.